El Extranjero

Íbamos a empezar escribiendo “para que la vida tenga sentido”, pero es un rollo tremendo… una impostura total! De manera más humilde empezamos así: para que algo tenga sentido hace falta un relato que construya la cosa vinculada a algo… no nos bancamos el vacío porque nos alejamos de la cosa y esa distancia es insoportable, nos dio conciencia de nuestra posición descentrada, desnaturalizada, arrojados a vivir fuera del paraíso y en un cosmos lleno de nada. ¿Cómo darle sentido a algo en 1942, cuando los hechos le abren la vida a la muerte a cada paso y todo vale lo que un papel de diario? Absurda existencia que Albert Camus escribió en la voz de Meursault cuando narra el pedido de días a su patrón por la muerte de su madre: “Pedí dos días de licencia a mi patrón y no pudo negármelos ante una excusa semejante. Pero no parecía satisfecho. Llegué a decirle: «No es culpa mía»”.

cloud_download

Relacionados