La comunidad y el arte vibraron en el FAI

Una larga jornada, plena de espectáculos, muestras y gastronomía, se vivió el pasado 25 de noviembre en el Festival de las Artes IUPA (FAI), organizado por la universidad, y por el que transitaron más de 6000 personas a lo largo de todo el día.

La propuesta incluyó tres destacados: en primer lugar, la confluencia de todas las disciplinas y actividades que gesta la institución, desde las muestras de los Departamentos Académicos hasta la presentación de los talleres barriales, las actividades extensionistas y el trabajo colaborativo con otras organizaciones, como los talleres UPAMI.

En segundo lugar, el espacio elegido. El Festival sucedió en la nueva sede, un amplísimo terreno con espacio verde ubicado en Villegas 2325, a pocas cuadras de la sede central del IUPA. Se montaron dos escenarios, uno al aire libre, y otro en el interior del galpón de las artes.

En tercer lugar, el FAI convocó también a Gula, la reconocida feria gastronómica, que dispuso carros de comida y bebida en el espacio exterior.

“Este festival constituyó un hecho histórico en la universidad. Fue una jornada en la que pudimos vivenciar a toda la comunidad de IUPA en su conjunto, trabajando a la par, y donde todas las áreas y departamentos pudieron compartir sus propuestas.

Nos pone muy felices haber logrado este evento, en el que además pudimos observar los alcances de nuestra institución: nos visitaron muchísimos vecinos de la zona, pero también niños, adolescentes y familias completas que, por ejemplo, se acercaron a disfrutar de la muestra de los talleres artísticos barriales”, resaltó el rector de la universidad, Armen Grigorian.

La jornada inició desde la mañana, con Jarilla, Visuales al Sur, el evento del Departamento de Artes Visuales. Jarilla constó de una muestra permanente de distintas obras; además, realizaron talleres de dibujo y arte para niños de nivel primario, como parte de la materia Taller de Práctica Docente.

Cerca de Jarilla se ubicaron el stand de Árida Plataforma Cultural, que durante la tarde y noche fue invitando al público a pasar por su instalación colaborativa; y el espacio de Sistemas, que compartió distintas herramientas y tecnologías que se aplican en IUPA.

Por el escenario interior fueron tomando forma las proyecciones de Artes Audiovisuales y luego los talleres artísticos en la comunidad, que convocaron a familiares y amistades. También la participación del Departamento de Arte Dramático. Así pasaron los distintos talleres de danzas, luthería, teatro, Escuela de Jazz, entre otros.

Ese espacio también incluyó las presentaciones de Proyectos de Extensión Universitaria (PEU), como Inclusión a través del canto, el ya reconocido Coro que se gestó con asistentes a ADANIL; y Aprender a mirarnos, el taller audiovisual que también se realiza en esa organización no gubernamental.

Otra muestra convocante fueron los Talleres UPAMI, que reunió a toda la familia para disfrutar de las propuestas artísticas organizadas por cada taller.

El Departamento de Artes del Movimiento armó una serie de piezas de las distintas danzas -Españolas, Clásica, Contemporánea y Folklóricas- que fueron compartiéndose en el escenario mayor, desde la tarde hasta bien entrada la noche. La actividad de este escenario fue seguida atentamente por el público, que se fue ubicando con reposeras y sillas.

La música tuvo un largo recorrido, que inició temprano con la Orquesta de Iniciación Musical. Luego, siguió con el Ensamble Frank Zappa y continuó con la presentación, bien entrada la noche, de la Orquesta Sinfónica Universitaria.

El cierre, que se extendió hasta la madrugada, fue con la presentación de los 14 finalistas de IUPA Canta, el certamen de canto en el que participaron intérpretes de distintas provincias patagónicas. Los y las cantantes compartieron sus temas ante un jurado de reconocidos artistas.