Exitosa primera edición de Jarilla + Meraki

Las muestras de Artes Visuales y el festival de Música Popular tuvieron una gran repercusión en los distintos visitantes que se acercaron, el sábado 23, a disfrutar de las propuestas que ambas disciplinas ofrecieron en el Museo Patagónico de Ciencias Naturales.

Jarilla, Visuales al Sur, fue una propuesta del Departamento de Artes Visuales que se pensó hace 2 años y recién se pudo ejecutar ahora. Originalmente fue más ambicioso de lo que se pudo concretar, debido a la situación económica que afrontamos en el país y de manera generalizada. Siempre con la intención de acercar el arte y nuestra manera de abordar las metodologías de trabajo al público en general, de salir del aula, es que se pensó en el espacio al aire libre y en puntos estratégicos de nuestra ciudad.

Rescatar las historias arquitectónicas, como así también elementos de la naturaleza autóctona como lo es la jarilla, son algunos de los ejes pensados para el festival. Éste es uno de los factores que en la primera edición nos jugó en contra, porque el viento propio de la Patagonia no permitió que pudiéramos estar desarrollando nuestro trabajo en las plazas como estaba previsto”, refiere Vanesa Flores, docente, coordinadora del departamento y una de las organizadoras.

Sin embargo, el mal clima no desalentó a los visitantes, que se acercaron a conocer el modelado en arcilla, observar el tallado en madera, disfrutar de estudiantes que realizaban pintura en vivo, entre otras actividades.

La vereda del Museo detenía amigos, curiosos y transeúntes, que se interesaron en las estampas de Grabado, en los esténciles. Otros se cruzaron a ver el dibujo de la mariposa, en el Monumento a la Manzana.

En la terraza del Museo se situó Meraki, un festival que es el resultado del seminario anual de Producción de Espectáculos a cargo de Sol
Rousseau. “Durante el año los estudiantes desarrollan la tarea de la preproducción, producción el evento en sí, y la post producción, el trabajo de equipo, la grupalidad. Se trabajó el diseño de la gráfica, prensa y difusión , logística, armado del espacio escénico, la técnica, generar la marca y filosofía del festival”, explica la docente.

Este encuentro también contó con la participación de algunas cátedras  de Escuela de Jazz, y los cuadros vivientes (estatuas vivientes) de un proyecto de investigación de Arte Dramático.

Así, la terraza se llenó de rock, jazz, latin jazz, folclore y tango, donde 16 grupos -prácticas de conjunto-, unos 131 estudiantes, hicieron música durante más de cinco horas. 

“Quisiera destacar la puntualidad y respeto por el trabajo que los estudiantes entre ellos han tenido unos con otros. Gracias a cada compañera y compañero que acompaño porque en nuestro trabajo en equipo como adultos se refleja también en los estudiantes”, señala Sol.

Vanesa coincide:  “Me siento muy satisfecha por los resultados obtenidos y considero que para ser el primer festival, se pudo lograr consolidación con el cuerpo docente en el quehacer artístico y que fue un cálido evento. Lo disfruté mucho!”

En el mismo sentido se expresa Cecilia Guaragna, sobre los resultados del evento. “Fue una gran experiencia y un saldo totalmente positivo, más allá de todo lo que tuvimos que transitar; pensamos qué era lo que nos diferenciaba o fortalecía, y eso era hacer”.

Cecilia destaca, además, la posibilidad de cruzar las disciplinas en este encuentro. “Habernos unido a Música Popular estuvo bueno, así como también la participación de cátedras de Teatro. A mí me parece que juntos, dentro de la cultura visual, hemos fortalecido la propuesta”.

Las tres organizadoras destacaron el trabajo conjunto de diversas áreas del IUPA -docentes de los departamentos, Extensión, técnicos, Centro de Producción, Compras- que trabajaron y colaboraron para que el evento saliera correctamente. Asimismo, hubo un agradecimiento especial al Museo Patagónico de Ciencias Naturales.