“El fulgor argentino”

En 1998 Catalinas Sur dio a Buenos Aires, sin saber que ganaría el mundo, “El fulgor argentino”, una obra de teatro comunitario que lleva 22 años en cartel a sala llena. Una manga de locos utópicos que no se resigna a la mediocridad de los poderes de turno, abre las puertas a les vecines para que les amateurs tomen la escena conjuntamente en la acción de sus afectos y sus memorias colectivas. ¿Quién puede contar la historia de Argentina? ¿Quién contó la historia de nuestro país? El relato oficial llenó de bustos de bronce los pasillos rancios de las dependencias estatales y posó en las plazas a generales de guerras municipales sobre caballos que apenas si levantan algunas de sus patas, sólo San Martín señala con su dedo una empresa al otro lado sobre un semental en el que bulle la sangre mientras se alza en sus ancas. El fulgor argentino es un brillo indescifrable del que es difícil reconocer si nace del fogonazo de las armas apuntadas a los bailarines de un salón, o en el destello de una pista bien pulida sobre la que se reflejan las luces que dan forma a los cuerpos de nuestra historia e iluminan los deseos de nuestra invención. La memoria de les vecinos narra un país que se construye entre las desgracias, las injusticias, los proyectos, las promesas, los amores.

cloud_download

Relacionados