El debut de Mercedes Sosa

En 1965 Mercedes toma por asalto el escenario cuando un viejo jinete contra el viento señala que es la hora. El valiente gesto de enfrentar lo que ha sido negado bajo la prejuiciosa sentencia que la nombra como una “simple sirvienta”, se abre paso frente a una estéril comisión organizadora destinada a perder contra la fuerza de una belleza inocultable… silencio, la voz de América se eleva desde la tierra y toda su profundidad llena el cielo oscuro de la noche.

cloud_download

Relacionados