Una síntesis de lo que fue el Primer Encuentro de Composición del IUPA

Con más de 20 compositores y músicos invitados, a los que se sumaron los integrantes del Ensamble Tropi, cerró el Primer Encuentro Nacional de Composición Musical.

Durante cinco días, se realizaron conferencias, encuentros de trabajo y conciertos que abordaron el proceso creativo de la composición musical desde múltiples aspectos.

Cada noche, además, hubo un concierto en el que participaron egresados IUPA y otros músicos invitados.

“El balance del Encuentro fue muy positivo. El estímulo que significó para los y las estudiantes, la actividad intensa que desarrollaron nuestros docentes y el contagio y efervescencia que provocó en la comunidad IUPA, me hacen pensar que este primer encuentro será de esos recuerdos imborrables que atesoramos en la memoria -sintetiza Juan Pablo Simoniello, director del Departamento de Música de la universidad- Fue un llamado a escribir música, a encontrarse y reconocerse en/con músicos y músicas de distintos lugares de argentina, fue un llamado a la emoción, a la alegría, al conocimiento, a la creación”.

Asimismo, el Encuentro fue el espacio indicado para que los estudiantes de Composición pudieran ver plasmadas sus obras, un proceso de trabajo que se realizó con Ensamble Tropi, dirigido por Haydée Schvartz.

“Creo que lo más importante fue la diversidad de propuestas presentadas, fue un espacio que permitió conocer la actividad compositiva actual. Hubo una apropiación del hecho artístico, lo vivimos y lo compartimos.

La profesionalidad y la calidez humana que demostraron cada uno de los invitados a las ponencias como así también el Ensamble TROPI, generó en los asistentes, casi en su totalidad alumnos, una motivación invalorable para la reflexión y la producción individual y grupal de la actividad artística propia. Fue también un espacio muy importante para la educación artística, tanto en la práctica como en la teoría”, observa Martín Miranda, secretario académico del Departamento.

“Y quiero destacar algo de lo que poco se habla: hubo por sobre todo, la sensación en todos y todas los las que participamos de querer estar allí“, añade Simoniello.

Según detallan los organizadores, los invitados (compositores de La Plata, Buenos Aires, Rosario, etc) se fueron felices y muy generosamente el mismo sábado consultaban ya sobre el próximo Encuentro. “El punto en común de todas las devoluciones fue el agradecimiento y puesta en valor de que esta institución haya sido la primera en pensar un encuentro a nivel nacional en composición musical, y más con las características planteadas. Si bien los compositores invitados se conocían entre ellos, no todos estaban actualizados en las líneas de trabajo en la cual se desempeñaban los otros. Para muchos fue un reencuentro, un espacio de intercambio de ideas”, señala  Miranda.

“Sabemos sí que trabajaremos en dos líneas fundamentales para nosotros: la diversidad y el federalismo. El Encuentro de 2020 será seguramente con más producción local, más conciertos, la misma dedicación y el mismo esfuerzo”, detalla el director.

Relacionados